domingo, 21 de diciembre de 2014

Cuba-EE.UU.: huuumm!! Cuando la limosna es grande…

Ramón Ábalo

La Cuba Revolucionaria siempre le hizo PITO CATALAN al yanqui imperialista, incluso paulatinamente, desde aquel histórico diciembre 31 del 59, fue transmitiendo al mundo, pero especialmente a Latinoamérica, su mística revolucionaria. Y el imperio no pudo -ni podrá- vencer a un pueblo que sostenía -y sostiene- con fervor y decisión, es decir a pura dignidad y sangre, su soberanía apenas a pocos kms. del mandamás mundial, prepotente y sanguinario. En principio estuvo la Unión Soviética, y de a poco el resto del mundo con Latinoamérica a la vanguardia en la reivindicación de un pueblo netamente revolucionario con sus líderes Fidel Castro, el Che argentino, Cienfuegos, y cientos más, miles y millones más.

Le impuso el bloqueo económico y el aislamiento, que se agudizó cuando la implosión de la Unión Soviética, la que años antes salvó al mundo del nazi-fascismo capitalista. La que aún en decadencia, herida con sus contradicciones internas ideológicas, fue la contención económica y militar de Cuba, Vietnam, Argelia, Sudáfrica negra. De todo el mundo rebelado contra las lacras de las nuevas versiones del fascismo, el liberalismo, la explotación del hombre por el hombre, la irracionalidad capitalista. Ni siquiera el aborto de la implementación de misiles soviéticos en la Isla fue una mínima victoria del imperio porque el armamento atómico dejó de apuntarle a sus vísceras a cambio de afirmar que dejaría de implementar acciones violentas contra la Revolución. Una Revolución que le era escurridiza como gacela en el bosque. Siempre se impuso la dignidad de toda Cuba y la solidaridad de los pueblos del mundo.

A más de medio siglo de los ataques violentos y continuos contra la soberanía revolucionaria, intentos de invasión y asesinatos de los líderes, en principio causó asombro la decisión yanqui, manifestada públicamente por su presidente Obama, pero las reflexiones se agudizan y aparecen los hilos de la realidad. De una realidad que resalta la rectificación de una política convertida en una derrota más en estos últimos años, para pasar a otro nivel pero con los mismos objetivos hegemónicos sobre una Latinoamérica, incluso el Caribe, que le viene rasguñando la espalda y el rostro, dejando huellas profundas en la propia estima de su poder. Los tradicionales objetivos de una América "para los americanos", una consigna que se convirtió en la política excluyente de los EEUU hacia la Sudamérica mestiza, política ahora en plena decadencia, y que se pretendía concretar en la América para "ellos" los elegidos por el Dios omnipotente del protestantismo puritano made in "rubia Albión".

Wáshington -Bush y compañía- no han olvidado la bofetada en pleno rostro del ALCA -y del mismo Bush- en aquel abril del 2005 cuando la cumbre en Mar del Plata. No lo olvidan y entre doloridos y embroncados, agazapados aprovechan dos momentos para mantener bien alto los objetivos hegemónicos, recuperando el terreno perdido. Y esos terrenos son Cuba y Colombia. Al respecto, vale algunos conceptos del periodista Manuel Martín Medem en una columna de la agencia Argenpress:

- Después de diez años sin política global y estratégica contra Latinoamérica... Washington regresa disolviendo dos conflictos (Cuba y Colombia, o sea las FARC) que impiden su replanteamiento en la región... Sus últimas iniciativas, Plan Colombia (2001) y el fracasado ALCA (2005), lleva a decir a Obama:

-"...el bloqueo ha fracasado en promover nuestros intereses" y entonces va a comenzar, sigue Medem, un nuevo capítulo entre las naciones de América... las relaciones diplomáticas con Cuba y el alto el fuego unilateral e indefinido de las FARC (N.R: la guerrilla colombiana).

- El nuevo hostigamiento se hará a través de la diplomacia, la CIA y la economía, el comercio y la información.

- Ahora EEUU considera mucho más eficaz la contaminación económica para provocar el derrumbe definitivo de la Revolución...

- Sin los conflictos... ahora el imperio intentará romper UNASUR mediante la Alianza del Pacífico... y apretar más para cambiar el gobierno de Venezuela, recuperar la Argentina y aislar a Bolivia y Ecuador....

- EEUU necesita un escenario más dócil para tratar favorablemente con Brasil, la potencia emergente en el mundo...

- En el nuevo escenario hay que valorar el paquete completo para la Cumbre de las Américas, en abril del año que viene, en Panamá -

Hasta aquí Medem. Y nosotros nos permitimos agregar que tenemos la completa seguridad de la vigencia del potencial primero de la Revolución, de su pueblo y de sus líderes. Pero también corresponde, como ha sido hasta ahora, el compromiso revolucionario del resto de los pueblos latinoamericanos y del Caribe, el que no deberá ser meramente declamatorio. Alguna vez, por ejemplo, para defender la República Española (1936-1939) se formaron contingentes armados en el mundo, y, claro, también en nuestra Latinoamérica para ir a defenderla. El ejemplo se torna actualidad con Cuba, con Venezuela, con Bolivia, con Ecuador, con Chile, con Brasil. Y en la Argentina también.

Por supuesto, ante el anuncio de Obama y la recepción de Raúl Castro, muchísimas voces se han expresado con sinceridad y alegría por lo que consideran un devenir auspicioso para el futuro de los pueblos de la región, saludando a las partes. De parte nuestra, el homenaje se lo merece el pueblo cubano, no lo que consideramos como la nueva política del impero para consumar de una vez sus objetivos. Por el momento, nos abstenemos de celebrar.

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada