sábado, 18 de abril de 2015

La Suprema Corte de Mendoza condenó al Arzobispado por el abuso de un seminarista

La Justicia confirmó que el Arzobispado de Mendoza deberá resarcir económicamente a un hombre por no haberle informado nada sobre la investigación de un abuso que sufrió por parte de un sacerdote, mientras cursaba el seminario, hace más de 10 años.

La víctima, Iván González, denunció ante las autoridades de la Iglesia, más precisamente al entonces obispo, Monseñor José María Arancibia, que había sido abusado por el sacerdote Jorge Luis Morello. Arancibia le prometió que el hecho se investigaría, y que se tomarían las medidas pertinentes, cosa que no sucedió.

Morello
Al momento en que fue abusado, González era menor (tenía 19 años) y fue representado por el abogado Carlos Lombardi quien reclamó la inconstitucionalidad del abordaje mediante los códigos internos de la Iglesia.

El juez de primera instancia rechazó la demanda de inconstitucionalidad. Concluyó que el daño invocado no ha sido probado. "No se trata de un caso de abuso sexual, las testimoniales coinciden en que se trató de una relación consentida", señaló. Consideró que tampoco se acreditó "que la demandada haya incurrido en un obrar ilícito respecto a la actora en cuanto al procedimiento a seguir por las denuncias y reclamos por ella efectuados".

En abril del año pasado, la Cámara de Apelaciones determinó que González debía ser indemnizado con 30 mil pesos, pero el Arzobispado presentó el recurso de Casación que, finalmente, fue rechazado por la Suprema Corte, con la firma de los ministros Jorge Nanclares y Alejandro Pérez Hualde.

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada