domingo, 19 de abril de 2015

Vecinos del barrio Parque Sur marcharon hacia la comisaría 27 en repudio por casos de abuso policial

Desde las 20 del pasado viernes vecinos del barrio Parque Sur, de Godoy Cruz, marcharon hacia la comisaría Séptima, blanco del repudio vecinal por casos de gatillo fácil y de abusos policiales denunciados, entre otros, por el Observatorio de la Violencia de Estado Mendoza, la asociación Gatillo Fácil y la Asociación de Abogados por la Justicia Social, entre otros, para exigir que tres muertes no queden impunes.

Participaron, entre otros, familiares, vecinos y amigos de Leonardo Rodríguez -hallado muerto en el calabozo de esa comisaría en enero pasado- junto a los padres de Lorena Castro y Tania Páez, de 16 y 17 años respectivamente, quienes fallecieron en diciembre pasado tras ser atropelladas por un patrullero policial conducido por un uniformado ebrio.

Las tres víctimas habitaban en el Barrio Parque Sur, cuyos vecinos adolescentes y jóvenes sufren sistemática persecución y represión policial de parte de los policías de ese destacamento, según han denunciado.

Sobre el caso Rodríguez, la querella particular en la causa pidió la imputación de cuatro policías. Se trata de los que la noche del deceso encabezaron su detención -un auxiliar y un cabo- y los que lo mantuvieron encerrado “en condiciones de ilegalidad” -un cabo y un subcomisario-. La presentación hace foco en los momentos que rodearon las circunstancias de la muerte de este joven, que poseía una leve discapacidad mental y fue hallado sin vida en su celda. La jefatura de policía se apresuró a difundir la versión del suicidio de Rodríguez, mientras que la familia, sus amigos y la querella sostienen que fue uno de los casos que engordan el historial de abusos de la policía de Mendoza.

Fuente: Radio Nacional

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada