domingo, 7 de diciembre de 2014

Carencias intelectuales

Carlos Almenara

El 14 de noviembre murió Tulio Halperin Dongui, en palabras de Felipe Pigna, el más destacado historiador argentino.

Como suele ocurrir, hubo distintos recuerdos en los medios. Uno de ellos en la Televisión Pública. Cristina Mucci lo recordó mediante una entrevista de hace unos años.

Allí, un diálogo que transcribo como mi memoria me permite discurría más o menos así:

Mucci: Ud. sostiene que los grandes problemas argentinos parten del ’30...

THD: Sí, efectivamente. Lo que ocurrió es que allí, con el golpe del ’30, se inició una represión terrible, una agresión innecesaria a los radicales, por parte de quienes luego los necesitarían para conformar un mismo bloque.

Sabido es que el texto difícilmente refleja el gesto. El gesto de THD luego de decir lo anterior fue de notoria incomodidad, acompañado con una leve tos.

Me pareció un tremendo disparador para pensar varias cosas.

Primero, la vigencia de un antiperonismo que se ha reactualizado de modo anacrónico. Esa herencia se inserta en el debate político del presente en articulación con un sistema mediático de construcción semiótica que no conoció el mismo Perón.

Un segundo elemento es que la frase ilustra una infrecuente concepción sociológica de lo político. La idea es que los candidatos, los partidos, más allá de su voluntad, reflejan una realidad social que los excede. Hay un “bloque” al que se incorporó el radicalismo en los cuarenta y eso que fue el gran asunto político argentino en los cincuenta y sesenta prolongó su presencia hasta el golpe del ‘76. Frondizi rompió, en los hechos, el mecanismo, pero la proscripción que exigía la conducción de ese “bloque” continuó.

THD habla de un bloque pero se ruboriza cuando lo nombra. Estas líneas no entrarán en el análisis profundo de la obra y el pensamiento de un historiador erudito e intelectual relevante de la Argentina. Pero vale la pena vincular ese bloque, la potencia y la vigencia de ese bloque con el conjunto de hechos que hace que THD sea el historiador preferido de la academia, el emblema con el que los historiadores de cuchitril arremeten contra los que publican para el público masivo y contra las distintas versiones del revisionismo.

La academia no está demasiado dispuesta a que la plebe discuta sus saberes. El “bloque” no está demasiado dispuesto a que nadie cuestione sus privilegios. La academia sabe bien cómo armar un jurado o una camarilla, al “bloque” nunca le falta un juez que ponga en caja cualquier desaforada pretensión.

Y dos cuestiones más, dos ausencias.

Una, la falta en las derechas actuales, grosso modo, “el bloque”, de referentes intelectuales de fuste. En ese sentido es muy de lamentar que Halperin Dongui no participe más del debate de la actualidad. Claro que no podrá ser reemplazado por Luis Alberto Romero, grosero y ramplón propagandista, que comparte con Alejandro Rozitchner un indicio que sería injusto y preocupante generalizar pero que indicaría que las generaciones subsiguientes no llegan a la altura de los antepasados. Ni José Luis Romero ni León Rozitchner tienen por qué cargar con las pavadas de sus hijos que sí aparecen como intelectuales de las derechas vernáculas.

La otra gran ausencia es la del relato. Las derechas no tienen relato más que el relato Clarín. Relato no es como dicen los pregoneros del monopolio un “verso”, relato es argumentar la posición, explicar cómo interpreta el actor la historia y el presente y qué propone para el futuro.

Las derechas hacen explícito el relato genocida de Clarín, ese que tiene como objeto del escarnio a la presidenta y a todos los que la defiendan pero no tiene, o calla, un discurso para explicar el país. Por eso son mejores los Lanata o los Tinelli que los historiadores.

“El bloque” se caracteriza en Argentina al menos desde los setenta por ser chato, rentista, parasitario y sanguinario.

Cuando este sábado 13 de diciembre Argentina celebre en Plaza de Mayo los 31 años de recuperada la democracia no estará demás recorrer estas cuestiones.

La Quinta Pata

1 comentario :

jfc dijo...

compañeros del norte
https://www.facebook.com/salamilagro/photos/pcb.1596128107282904/1596123457283369/?type=1&theater

la patria es y será siempre el otro.
sólo por el amor será lo que debe ser.
http://joserubensentis.blogspot.com.ar/2014/12/la-voluntad-vencio-al-tiempo.html

Publicar un comentario en la entrada