domingo, 8 de marzo de 2015

La Asamblea por el Agua presente en el Carrusel Vendimial

Foto: Asamblea Popular por el Agua
Como viene haciendo desde hace varios años, la Asamblea Popular por el Agua llevó sus reclamos contra la minería contaminante al Carrusel vendimial.

La convocatoria, que recibió el nombre de “Vendimia del Agua”, arrancó a las 8 hs en la Plaza Italia y luego se sumó al recorrido vendimial.

“Desde aquel memorable 2011 en que miles de personas salieron a marchar durante el Carrusel exigiendo que se respetara la voluntad de una provincia que ya había rechazado la instalación del proyecto minero San Jorge, los marzos tienen olor a pintura, a esténcil y a creatividad. Pero, más allá de los cartones, muñecos y banderas, los marzos son fundamentalmente sinónimo de lucha, de pueblo de pie, de Mendoza despierta. Este 2015, año electoral y de definiciones, requiere que el pueblo se plante bien firme y no ceda nada de lo que le corresponde”, señalaron los organizadores.

Asimismo, destacaron que las reivindicaciones que los movilizan este año son:

-“Tiene que movilizarnos que vayamos por el quinto año consecutivo de emergencia hídrica; que a barrios enteros como el Infanta, La Gloria o el UNIMEV les falte agua todo el verano; que se sufra en el campo la sequía profunda. Mientras tanto, el Estado sigue sin invertir en la infraestructura necesaria, los barrios privados están rebosantes de piletas llenitas hasta el tope y se permite que mineras, petroleras y grandes bodegas dispongan libremente de ese bien común tan necesario y escaso. Basta del derroche de unos pocos a costa del sacrificio de las mayorías.

-“Tiene que despertarnos que los recortes vengan siempre por nuestros bolsillos: nos sube el gas, la luz, ahora el boleto. Sube todo, menos los salarios (los nuestros, no los de los funcionarios, esos suben generosamente todos los años).

-“Tiene que enfurecernos que insistan con la instalación de proyectos mineros en contra de la voluntad de sus pueblos como sucedió el año pasado; que los procedimientos de evaluación sean groseramente irregulares; que la ley 7722 siga atacada por las corporaciones mineras y que la corte todavía no resuelva a favor de los mendocinos.

-“Tiene que indignarnos que nos impidan marchar por las calles con la excusa de la ‘convivencia’. Si nos prohíben manifestarnos y luchar nos obligan a convivir con el silencio, la pasividad y la injusticia. En este carrusel, como en todos los anteriores, las calles serán testigos de nuestros reclamos.

“Queremos agua, tierra y energía para nuestro pueblo, para nuestras necesidades, para generar nuestro alimento. Queremos trabajo y salarios dignos para los/as mendocinos/as. Queremos encontrarnos nuevamente el sábado 7 con la convicción y las ganas de luchar que ya hemos demostrado.

Porque el agua de Mendoza no se negocia, por eso marchamos”.


Tiempo de definiciones

Una de las cuestiones pendientes que tiene a los asambleítas en vilo, es el pronunciamiento de la Corte acerca del pedido de inconstitucionalidad de la ley 7722, que llevaron a cabo empresas mineras.

Al respecto, el tribunal adelantó a fines de 2013 que, debido a la importancia de la cuestión, fallará en pleno de sus integrantes, y es posible que los jueces supremos emitan en los próximos meses la decisión largamente postergada.

Recordemos que la ley 7722 dice textualmente en su artículo 1: "(...) se prohíbe en el territorio de la Provincia de Mendoza, el uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos de cateo, prospección, exploración, explotación y/o industrialización de minerales metalíferos obtenidos a través de cualquier método extractivo".

Además, establece que la DIA (declaración de impacto ambiental) de cada proceso extractivo debe ser ratificadas por ley y les exige a los emprendimientos con impacto ambiental un seguro ambiental.

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada