domingo, 19 de septiembre de 2010

Cita con ángeles

José Figueroa y Viviana Demaría

Mi madre leía mala literatura,
no era culta
pero su imaginación
me abría otras puertas.
Teníamos un juego:
"Mirar el cielo y buscar
la forma de las nubes
e inventar grandes historias”
Mis amigos no tenían esa suerte.
No tenían madres
que mirasen las nubes.

Julio Cortazar

No voy a ser hipócrita,
no me dolió para nada…
Sentí alegría…
Y me puse contenta, ¿por qué no?

Hebe de Bonafini

Yo nací un 11 de septiembre. Cuando cumplía 19 años, escuché por Radio Nacional que el presidente de Chile – Salvador Allende – había muerto combatiendo en La Moneda contra los golpistas comandados por el General Pinochet. Mi madre ese día, no me encendió las velitas de la torta. El día que cumplía 47, vi aterrorizado cómo un segundo avión surcaba el cielo incrustándose en la torre sur. Recuerdo que me desbordó un grito que sobresaltó y despertó a mi hija de 12 años. Ella contempló con ojos atolondrados esas imágenes que la televisión repetía incesantemente. Con su carita atiborrada de preguntas me entregó un regalo. Ese día no pude contestarle ninguna. Hoy, sí tengo respuestas y las comparto con ustedes.

Libertad de predicción
La corresponsal de la BBC Jane Standley se encuentra en Nueva York. Está frente a las cámaras que transmiten en vivo un informe sobre los atentados a las Torres Gemelas. Detrás suyo, por un gran ventanal, se observa una enorme nube de humo y polvo que sube hacia el cielo. Es la catastrófica huella fatal que han dejado las dos torres al derrumbarse. A la derecha de su hombro, se observa un gran edificio, es el WTC7 conocido como “Edificio Solomon Brothers”. Son las 4:57 horas. La nota es presentada así desde Londres: “Más sobre el último derrumbe”. Debajo de la pantalla, un titular en letras blancas confirma lo que la corresponsal está exponiendo: “El edificio de 47 pisos Salomon Brothers cerca del World Trade Center también se ha derrumbado”. A las 5:15 la conexión en directo entre Nueva York y Londres misteriosamente se corta.
Leer todo el artículo
- Cinco minutos después, el edificio se desmorona en 6.5 segundos de un modo casi perfecto. Son las 5:20. Veinte minutos más tarde de que la BBC comunicara en vivo al mundo – no una noticia – sino, una profecía.

Osama Bin Laden
(Ni San Martín ni Belgrano ni el responsable del 11S)

Osama Bin Laden fue señalado – en la versión oficial – como el autor de los atentados al World Trade Center. Sin embargo, el 14 de septiembre, Osama Bin Laden declaró ante la cadena Al Jazeera y recogida por la CNN: “Quiero asegurar al mundo que no planifiqué los ataques recientes". Sin embargo, el Director de la Universidad Madres de Plaza de Mayo, Vicente Zito Lema, comparó a Bin Laden con San Martín y Belgrano por ser “un revolucionario”, cuya lucha “es parte de la lucha de clases” y de “los oprimidos de la humanidad contra el imperio”. De ese modo – y contrariamente a lo que aseguró Bin Laden – quienes así opinaron, daban respaldo y reconocían la legitimidad de la versión oficial del gobierno de los Estados Unidos.
- A nueve años de los ataques del 11 de septiembre del 2001, el FBI en su página oficial ( http://www.fbi.gov/) no lo busca por los atentados a las Torres Gemelas. Sí, leyó bien.

Milagro en New York
El avión del vuelo 11 de American Airlines era un Boeing 767-223ER, con la matrícula N334AA, fue el primer avión en estrellarse. A las 8:45 de la mañana da de lleno en la Torre Norte a una velocidad de 710 Km por hora. Impacta entre los pisos 93 y 99. Será la segunda Torre en derrumbarse. Casi la totalidad de la masa de concreto (unas 100 mil toneladas) fue pulverizada, cubriendo la parte baja de Manhattan con una capa de polvo muy fino. El pasaporte de Sattam Al Suqami no sólo soportó el impacto del avión contra la Torre, tampoco se calcinó en el incendio que generaron los 38.000 litros de combustible a una temperatura inicial de más de 800 grados centígrados - y que sí fundió el acero estructural – (según la versión oficial). Tampoco desapareció junto a las miles de toneladas de materiales que se pulverizaron.
- Por un milagro, cayó en una calle aledaña. El documento, además, estaba “humedecido con combustible”. Fue recogido por un “transeúnte” que entregó el pasaporte a un detective del cuerpo de policía de Nueva York. (En ese momento, todo el bajo Manhattan estaba cercado). Fue una hora y media después del impacto y casi a la misma hora que se desplomaba la Torre Sur.

Testigo en peligro
En dos oportunidades, la República Argentina le negó a los Estados Unidos la extradición de un hombre llamado Kurt Sonnenfeld. La primera en el año 2005, fue rechazada por el Juez Federal Daniel Rafecas, en el 2007 la Corte Suprema argentina – en una demostración de integridad y de independencia – rechazó la segunda apelación estadounidense. Nuevamente, en el 2008, Estados Unidos presentó otra apelación. Sonnenfeld está refugiado en nuestro país y bajo protección policial permanente. Presentaron un “Amicus Curiae” a su favor el SERPAJ de Argentina, REPRIEVE de Gran Bretaña y NIZKOR de España y de Bélgica. Lo apoya la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el Programa Nacional Anti-Impunidad. Han adherido a su solicitud de asilo las Abuelas de la Plaza de Mayo, Madres de la Plaza de Mayo, Línea Fundadora, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), entre otros. Ha expuesto su experiencia ante la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Honorable Cámara de Diputados de La Nación. La Editorial Planeta de Argentina, publicó en mayo del 2009 su libro “El Perseguido”.

Llevó adelante entrenamientos y simulaciones de accidentes relacionados con terrorismo y catástrofes en bases militares y laboratorios científicos especializados en el almacenamiento y desarrollo de armas químicas, biológicas y nucleares. Ocupó el cargo de Director de Operaciones del Equipo Nacional de Respuesta Rápida de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Cuando sucedió el ataque a las Torres Gemelas, fue convocado por el Gobierno de los Estados Unidos para filmar. Allí, estuvo seis meses…allí descubrió una verdad incómoda.

- En varios reportajes declaró: “Al más alto nivel en Washington DC alguien sabía lo que iba a pasar. Estaban tan deseosos de tener una guerra que, por lo menos, dejaron que sucediera aquello, y lo más probable es que incluso hayan contribuido a que aquellos acontecimientos se produjeran”.

Cita con ángeles
Tenía que ser un poeta y tenía que ser cubano. Dos cualidades imprescindibles para que la ofrenda de su bella canción nos restituya un poco de humanidad frente a tanto desatino. Las palabras envuelven – como una delicada mortaja – a cada una de las víctimas de estos dos puntos históricos. El querido juglar nos recuerda que “septiembre aúlla todavía su doble saldo escalofriante / todo sucede un mismo día gracias a un odio semejante / Y el mismo ángel que allá en Chile vio bombardear al Presidente / ve las dos torres con sus miles cayendo inolvidablemente”. Así se lamenta un poeta. Así llora un ser humano.

- Hubo un tiempo en que yo tuve dos madres. Hasta que un día, una me reveló con sus palabras su costado inaceptable. La otra, en cambio, siempre me enseña a mirar las nubes. Ella habla como Silvio, y cada día me recuerda: “seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas”.

Nota: Cinco ciudadanos argentinos murieron en los atentados cuyo saldo superó las 3000 víctimas. Más de un millón y medio de iraquíes y afganos también murieron. No hubo armas de destrucción masiva en Irak. Tampoco se lo encontró a Osama Bin Laden en Afganistán. Los familiares de las víctimas del 11 S, impugnaron la versión oficial que sirvió al Sr. de la Guerra –George W. Bush – como pretexto para sostener sus “guerras preventivas” contra el “eje del mal”.

La Quinta Pata, 19 – 09 – 10

La Quinta Pata