domingo, 9 de febrero de 2014

El Vaticano encubrió a sacerdotes acusados de pederastia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) acusó el miércoles pasado a la Santa Sede de proteger institucionalmente a sus sacerdotes pederastas y le exigió denunciarlos de inmediato ante las autoridades policiacas. En un histórico informe elaborado por su Comité de los Derechos del Niño, la ONU también externó su preocupación porque la Santa Sede no sólo desdeñó la amplitud de los crímenes de sus sacerdotes, sino que además propició su impunidad.

“El Comité está muy preocupado de que la Santa Sede no haya reconocido la amplitud de los crímenes cometidos, no haya tomado las medidas apropiadas para afrontar los casos de pedofilia y proteger a los niños. Ha adoptado políticas y prácticas que han propiciado la continuación de los abusos y la impunidad de los autores”, enfatiza el informe.

En sus recomendaciones exige al Vaticano que de inmediato aparte de sus funciones a los clérigos pederastas y a los sospechosos de serlo, los denuncie a las autoridades judiciales y así sean investigados y procesados.

El informe critica duramente la vieja práctica vaticana de cambiar de parroquia a los curas pederastas, a fin de protegerlos de la justicia civil.

“La práctica de la movilidad de los criminales, que ha permitido a muchos sacerdotes permanecer en contacto con niños y seguir abusando de ellos, continúa exponiendo a niños de numerosos países a un alto riesgo de sufrir abusos sexuales”, señala.

La ONU también pide a la Santa Sede que modifique sus normas respecto al aborto, ya que en ocasiones resultan nocivas para la salud de las mujeres. Con este señalamiento hace referencia a la postura eclesiástica de rechazo total a la interrupción de los embarazos.

Asimismo, la ONU recomienda que en las escuelas católicas se imparta una adecuada educación sexual a los niños y a las niñas, para que con bases científicas éstos puedan asumir su sexualidad a plenitud.

El informe fue elaborado luego de que en Ginebra, Suiza, una delegación del Vaticano fue interrogada sobre sus medidas contra la pedofilia y la protección que brindan a la niñez.

El interrogatorio fue hecho por 18 expertos del Comité de los Derechos del Niño, cuya presidenta es Kirsten Sandberg. El comité llegó a la conclusión de que la Santa Sede, con su política de protección a pederastas, viola flagrantemente la Convención de los Derechos del Niño de la ONU, firmada por la Santa Sede y otros países en 1989.

El explosivo informe de la ONU tuvo de inmediato una repercusión mundial, ya que es la primeravaticano_proteje_pedarastas.jpg vez que un organismo internacional condena a la Santa Sede por violar los derechos humanos de los menores de edad.

El ex sacerdote mexicano Alberto Athié, quien desde los años noventa ha denunciado ante el Vaticano estos crímenes, dijo en conferencia de prensa:

“Esta decisión de la ONU es histórica en todos los sentidos. Confirma claramente lo que nosotros hemos denunciado durante años; que la Santa Sede siempre encubrió sistemáticamente a los pederastas, pues esa fue su estrategia institucional”.

Rotundo, Athié asegura que, gracias a este informe de la ONU, ya se están “configurando todos los elementos” para señalar que “la Santa Sede cometió crímenes de Estado” y, por lo tanto, puede llevársele a juicio ante un tribunal internacional, como el de La Haya.

El joven Joaquín Aguilar, una de las víctimas mexicanas más conocidas, señaló por su parte:

“El siguiente paso es llevar a los tribunales internacionales a todos los abusadores, así como a sus protectores”.

Sin embargo, la Santa Sede calificó de “injerencia” en sus asuntos internos los señalamientos de la ONU en materia de aborto y moral sexual. Por lo que no se mostró dispuesta a realizar cambios en estos puntos.

Fuente: http://www.redeco.com.ar/nv/index.php?option=com_content&task=view&id=12644&Itemid=71

La Quinta Pata

1 comentario :

Rolando Lazarte dijo...

El Vaticano respondió al informe de la ONU cuestionando el uso que se hizo del mismo, ya que en él no se tocan abusos sexuales semejantes cometidos en otros países. Como dice el teólogo Andrés Torre Queiruga: hay que combatir los abusos sexuales en la Iglesia, pero también en la sociedad. Por que en la Argentina casi no se combate al tráfico sexual de personas? En Brasil hay campañas naconales cnstantes, en contra de la prostitución infantil y el abuso sexual de menores.

Publicar un comentario