domingo, 7 de diciembre de 2014

Abanderados (de cuello blanco)

Ricardo Nasif*

En los últimos días del mes pasado se conoció una resolución de la Dirección General de Escuelas de Mendoza que aprobaba un nuevo reglamento para la elección de abanderados y escoltas, de las enseñas nacional y provincial, en las escuelas primarias.

La Resolución N° 2087/14 establecía que en la valoración del rendimiento escolar debían tenerse en cuenta, en el caso de alumnos que hubieran repetido algún grado, las notas del año con que el niño aprobó ese grado.

La mayoría de los medios de comunicación masivos de Mendoza tradujeron esta innovación, -que pretendía ser inclusiva de los pibes que hubiesen tenido dificultades en alguno de los años de su trayecto escolar-, como la voluntad del gobierno de darle un premio a los niños vagos y de mala conducta.

La falta de información veraz, la impresionante presión mediática -negada a abrir cualquier posibilidad de debate serio sobre el tema-, la reacción recalentada de un amplio sector social y la ausencia de coherencia interna del gobierno provincial, terminaron decidiendo al gobernador a dar marcha atrás con la resolución.

Desde las páginas de los principales diarios se disparó munición gruesa contra la posibilidad de la participación de los llamados “repetidores” en la selección de abanderados.

Manuel de Paz, en el Diario Uno dijo que esa medida “…tiene que ver con el concepto de que es preferible producir varios medio burros a tener que insistir con la idea supuestamente reaccionaria y excluyente de la excelencia entre el alumnado” (30/11/2014).

Para Carlos Salvador La Rosa, de diario Los Andes, la frustrada resolución es “una muestra de la penetración en Mendoza de los delirios “contenedores” o niveladores para abajo que se ha instalado como ideología en el gobierno nacional".; y agregó: “…así verificamos con este extraño experimento práctico cómo es la educación K, que un mayor presupuesto sin premios ni castigos no sólo no mejora la educación sino que a veces la empeora” (1/12/2014).

El portal MDZ, como suele hacer en estos casos controversiales, editorializó por “boca de ganso” a través de una selección de las opiniones de sus foristas. Transcribo textualmente: Nano Mendez: “Dios mio que pasa, donde esta el sentido común, los valores y los principios. Nivelan para abajo, q vergüenza”; CRAIS M.: “injusta y polemica, ahora todos querran cometer errores si al final lo mismo se beneficiaran!”; Pauli: “me parece q acceder a la bandera debe ser por esfuerzo y merito propio, es un premio al esfuerzo”; etc., etc.

Por esos mismos días, el 30 de noviembre, la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM) realizó una fastuosa cena para galardonar a los empresarios del año. En el discurso de apertura, Ricardo Greco Guiñazú, presidente de la AEM, dijo: “Quiero destacar a los nuevos empresarios y ejecutivos que quieren darle un significado trascendente a su función empresarial. Que no están dispuestos a ganar dinero de cualquier forma o a cualquier precio. Aplaudo a los que piensan que el éxito es un triunfo moralmente justo”.

Los grandes ganadores de la noche fueron Juan Manuel y Pablo Giménez Riili. En la categoría "Proyecto del Año", el reconocimiento fue para The Vines of Mendoza. El premio a la "Empresa de la Construcción y Desarrollos Inmobiliarios", fue para Giménez Riili Desarrollos Inmobiliarios. En el caso de la categoría “Empresa del sector hotelería, turismo y gastronomía”, ganó otro premio The Vines of Mendoza. Y el premio al “Entrepeneur del año” -emprendedor en francés-, fue para Juan Manuel Giménez Riili, de Giménez Riili Desarrollos Inmobiliarios.

Varios medios gráficos destacaron la premiación con abundantes fotos en sus páginas “sociales” -es curioso, lo “social” en los diarios tiene que ver generalmente con los ricos, los pobres serían ¿asociales?, ¿antisociales?-. Todos transmitieron la información acríticamente, no hubo nada que opinar. Si los premios fueron dados por una cámara empresarial poderosa debieron estar bien otorgados y punto.

No quiero ser aguafiestas pero, ya que nadie dice nada, voy a recordar algunos antecedentes de los exitosos Giménez Riili.

En octubre de 2009 trabajaba como Jefe de la Delegación Tunuyán de la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social. A partir de una denuncia anónima hicimos, junto con el Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas, un operativo de inspección en el mega proyecto inmobiliario The Vines of Mendoza de los Giménez Riili, ubicado en el camino al Manzano Histórico. Este emprendimiento consiste básicamente en la venta de parcelas a inversores extranjeros quienes se hacen acreedores de unas de las mejores tierras productivas mendocinas, con agua abundante de altísima calidad y en excelentes condiciones agroecológicas. (Para más datos les recomiendo consultar http://www.vinesofmendoza.com/?lang=es )

Sin embargo, en este mismo establecimiento millonario nos encontramos con noventa y cuatro pobrísimos obreros -todos en condiciones de informalidad y precarización-. Ocho de ellos eran trabajadores migrantes de la Provincia de La Rioja, vivían hacinados en miserables carpas de lona y palos, como baño tenían una asquerosa letrina, no contaban con agua potable ni manera de conservar la poca comida que les quedaba. En suma: trabajadores sufriendo condiciones infrazoológicas.



Obviamente, aplicamos a la empresa una infracción laboral por estas gravísimas faltas a la legislación del trabajo

El caso tomó estado público a través de algunos medios de comunicación e incluso fue tapa del diario El Sol, el 26 de octubre de 2009. (http://www.elsol.com.ar/nota/29715/provincia/multan-un-emprendimiento-millonario-por-tener-obreros-en-situacion-precaria.html)


En una entrevista que el mismo diario le hiciera a Pablo Giménez Riili, publicada el 27 de octubre, el explotador aseguró que si bien no eran perfectas las condiciones -de los trabajadores- eran mucho mejores que en otros lugares. Al mismo tiempo, afirmó que las personas que residían en las carpas eran entre cuatro y seis y que todas ellas fueron desalojadas luego de las inspecciones, "para evitar problemas estéticos". Aseveró que los inspectores no tuvieron en cuenta que hay baños y comedores construidos y que sólo se hizo hincapié en una anomalía "que no es querida por nosotros, sino elegida por ellos a muerte".

A este explotador de cuello blanco y a su hermano-socio la Asociación de Ejecutivos de Mendoza decidió distinguir con cuatro galardones. Premios para los que están dispuestos a ganar dinero de cualquier forma o a cualquier precio. Nivelaciones para arriba para “los que piensan que el éxito es un triunfo moralmente justo”. Nuevos castigos e insultos para los trabajadores explotados. Banderas empresarias que indignan, mientras la prensa dominante se ensaña con los niños “repetidores” de la escuela primaria.

Audio - Radio Nacional Mendoza

The Vines of Mendoza

*Facebook del autor 

La Quinta Pata

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada